La mayoría de visitantes llega a Menorca en temporada de verano, especialmente para disfrutar de sus hermosas playas y calas. Ahora bien, esta isla ofrece muchas más posibilidades, así que, por si vienes en épocas más frías, el clima no acompaña o te apetece otro tipo de actividades, vamos a mostrar otra variedad de ofertas de ocio muy interesantes.

Visitar pueblos

Cuando las playas se vacían, las calles se llenan de personas dispuestas a descubrir y fotografiar la belleza de cada rincón y callejuela. Así que, paraguas en mano, es un buen momento para visitar la capital con su impresionante puerto, recorrer las calles del casco antiguo de Ciutadella y hacer una visita a su imponente catedral, así como descubrir pueblos con encanto, como Es Mercadal, Fornells, Alaior y Binibeca. Un día de lluvia no tiene por qué ser un día perdido.

Destilerías Gin Xoriguer

La ginebra es famosa en la isla, y es el ingrediente principal de la “Pomada”, bebida típica. Por eso no resulta extraño que Menorca tenga su propia marca de ginebra: el Gin Xoriguer. Sus destilerías pueden visitarse, en incluso hacer una cata de los diferentes tipos de ginebras y licores que se producen. Tras la visita también es posible comprar una botella de ginebra y probar a hacer una buena pomada en casa disfrutando de la receta tradicional.

Degustar la comida típica menorquina

¿Hay algo mejor que disfrutar de una buena comida un día de lluvia? Los mejores recuerdos siempre pasan por el paladar, así que vamos a recomendar el plato estrella de la cocina menorquina: la Caldereta de langosta, una sopa de langosta con arroz o pan. Se puede degustar en muchos restaurantes de la isla, pero el más famoso es Cranc en Fornells.

Visita al centro Artesanal de Menorca

Este centro se encuentra situado en Es Mercadal y recoge una interesante muestra de oficios artesanos tradicionales relacionados con el campo menorquín. La exposición “Fabricando Menorca. La artesanía hoy y mañana” recorre otras épocas para mostrarnos cómo de importantes son los oficios tradicionales también en nuestro siglo.

Visita guiada en Subaida, Quesería típica en Menorca:

Conocer la Menorca rural es un gran plan. Subaida es una finca de más de 350 hectáreas en el centro de Menorca donde realizan el auténtico queso de Mahón, además de embutidos. Aquí se ofrecen tres tipos de visitas:

  • Visita gratuita: se puede visitar la finca de manera gratuita dentro del horario establecido. Allí recibirás un folleto y podrás visitar las instalaciones.
  • Visita guiada: esta visita tiene una duración de hora y media y tiene un coste de 9 euros por persona, niños 4. Resulta entretenida y pedagógica para los niños, ya que muestra las instalaciones y la forma en la que se elabora tradicionalmente el queso Mahón, además de realizar una pequeña degustación.
  • Visita maridaje: esta visita es solo para adultos y consta de una cata completa de vinos y quesos, además de la visita por la finca.

Esta isla es especialmente conocida por sus playas y calas, ya que cuenta con la friolera de cincuenta playas y 220 kilómetros de costa, por lo que no es de extrañar que este sea el principal atractivo para sus visitantes. Ahora bien, hay otras muchas actividades que hacer y lugares interesantes que ver que no estén relacionados con esto, por si no acompaña la climatología o tenéis otros intereses además del mar.

Faro de Favàrix:

Para llegar hasta aquí hay que atravesar otra de las sorpresas de Menorca, el Parque Natural de S’Albufera des Grau. El faro fue construido en 1922 con materiales extraídos de una cantera de la zona y se encuentra ubicado en una de las áreas más antiguas, geológicamente hablando, de la isla. Su paisaje es pedregoso y árido, por lo que recuerda ciertamente al paisaje lunar. Considerado el faro más bonito de Menorca, su visita resulta muy estimulante para probar tus dotes artísticas fotografiándolo.

Naveta des Tudons

La historia de Menorca está repleta de viajes comerciales, de visitantes como los fenicios, griegos, cartagineses, árabes, romanos, británicos y franceses, pero mucho antes que ellos, allí se erigieron construcciones megalíticas únicas en el mundo. El edificio íntegramente conservado más antiguo de Europa está al norte de la isla, muy cerca de Ciutadella. La Naveta des Tudons es un monumento funerario que tiene unos 3.000 años de antigüedad y en cuyo interior se han encontrado restos de unos cien fallecidos junto con su respectivo ajuar funerario. Estos objetos ahora se encuentran en museos.

Monte Toro

Es el punto más elevado de la isla, pues se eleva a 358 metros del nivel del mar, y, además, está situado en el centro geográfico de la misma. De esta manera, una subida a su cumbre nos ofrece una privilegiada visión de prácticamente toda Menorca. Este monte también tiene un importante significado religioso, ya que allí se encuentra el Santuario de la Virgen del Toro, donde se guarda la imagen de la Patrona de Menorca.

Atardecer desde la Cova d’en Xoroi

La leyenda cuenta que es uno de los lugares más especiales de Menorca, y desde luego, su emplazamiento en una cueva antiguamente utilizada como refugio lo dota de misterio y magia. La cueca cuenta con terrazas y miradores en muchos puntos, así que degustar una “pomada” o una piña colada y otros cócteles en esta ubicación privilegiada es un lujo que nos aporta la isla. Ver atardecer desde aquí mientras te relajas con una bebida y buena compañía resulta una experiencia inolvidable.

Pasear por alguno de los muchos Camí de Cavalls que recorren la isla

Recorrer hoy en día el sendero histórico que conserva la isla desde que en 1330 el rey Jaume II decidiera defender a caballo armado su perímetro es algo fascinante. Actualmente es un camino público extraordinariamente bien conservado que te lleva hasta los rincones más aislados de la isla. Se trata de 185 kilómetros distribuidos en veinte etapas, perfectamente señalizados.

Los recuerdos que adquirimos en cada viaje tienen la capacidad de devolvernos de nuevo a ese lugar. Para que la isla te acompañe durante mucho tiempo lo mejor es adquirir productos únicos y artesanales. Vamos a ver los seis más típicos de Menorca:

Avarcas:

Este ha sido el calzado tradicional de la isla que utilizaban los payeses para trabajar en el campo. Debido a su comodidad y resistencia fueron haciéndose más conocidas, hasta llegar a convertirse en la sandalia de moda, incluso fuera de la península. Caminar por las calles de Menorca y recorrer sus hermosas playas y caminos con este calzado típico será una experiencia inolvidable. Actualmente son mucho los comercios que las venden, pero hay que buscar siempre las que muestran el sello “Avarca de Menorca”, para asegurarnos de que son las auténticas. Esto garantiza la calidad de las mismas y nos asegura que han sido elaboradas de manera artesanal en la isla.

Sobrasada

Este embutido es otro de los productos estrella de la isla. Aunque tiene su origen en Sicilia, llegó a la isla gracias a las rutas comerciales y poco a poco se ha convertido en un sello de distinción. Este está elaborado con carne de cerco insular, tiene una consistencia fina, un gusto delicado y un color rojizo gracias al pimentón. Dependiendo del tiempo de curación se diferencian varios tipos. La sobrasada “Pultrú” es la más auténtica de Menorca, se diferencia de las demás por su elaboración y consistencia y presenta unos aromas muy característicos que le otorgan las diferentes especias que se usan en su elaboración.

Ginebra:

Tiene su origen en la presencia inglesa en la isla en el s. XVIII, destilada totalmente mediante bayas, las cuales otorgan su aroma incomparable. El Gin Xoriguer se distingue por su peculiar sabor y se sigue fabricando de manera tradicional por artesanos de Mahón a partir de aguardiente destilado y bayas de enebro y otros elementos. Seguir la tradición de tomar un gin con la gente de la isla en cualquier bar es una experiencia que no se tiene que dejar pasar. Además, si se quiere conocer los secretos de su destilación se pueden visitar las dependencias en el puerto de Mahón.

Queso de Mahón:

Este es, sin duda, uno de los productos más emblemáticos de la isla. Se elabora con leche de vaca cuajada a baja temperatura, siguiendo las tradiciones ancestrales y manteniendo su peculiar forma cuadrada.

Ensaimadas:

Siguiendo el hilo de productos típicos que no pueden faltar nos encontramos con las ensaimadas. Este producto de repostería se elabora con harina, azúcar, huevos y manteca de cerdo. Hay muchas y de muchos tipos, pero desde luego, no puede pasarse por Menorca sin probarlas.

Productos en piel

Si te gusta la moda y quieres un recuerdo duradero, los productos de piel son una estupenda opción. Se encuentran fábricas y talleres artesanos que trabajan la piel por toda la isla. Hay una amplia oferta de productos, desde complementos, bolsos, calzado, etc.

¿Eres un aficionado del paddle surf? Pues estás de suerte si tienes planeado un viaje a Menorca. El agua transparente de sus playas y el blanco de su arena, junto con el entorno natural que lo rodea, se convierte en un escenario único que dejará una imagen imborrable en tu mente.

La costa de Menorca es muy tranquila, especialmente en la zona sur, aunque cualquier lugar de la isla es perfecto para practicar este deporte. 

Dónde alquilar una tabla de paddel surf.

Antes de hablar de los mejores lugares para ir con tu tabla de paddel surf necesitarás saber dónde alquilar una. Seguramente si navegas por internet encuentres miles de opciones pero nosotros solo podemos recomendarte una; alquila una tabla de paddel surf en nuestras oficinas y olvídate de problemas. (Bueno, quizás tengas uno….alquilar una lancha para poder llegar a las calas más recónditas…je je je)

Ver a los aficionados al paddle surf en la isla, es un escenario al que los menorquines están acostumbrados. Es por ello que cada vez son más los puntos en los que se puede navegar con tu tabla de paddel surf. Te mencionamos algunos: 

Cala en Porter

En esta bella cala se puede alquilar equipos de paddle individuales o hasta para seis personas, ¡mucho más divertido! Puedes elegir entre 1, 3 o 4 horas, de ello dependerá el precio, aunque cuantas más horas elijas, más descuento te harán. 

Las calas de Caves

Esta zona es especial por sus muchas cuevas en el agua, a las que podrás entrar con tu tabla de paddle surf. Allí podrás, no solo alquilar el equipo, sino también un guía turístico y una excursión que te llevará a los rincones más hermosos de la zona. La duración de esta excursión que, además, te mostrará una de las necrópolis más importantes de Menorca, dura unas tres horas y media. 

Cala en Porter

Desde esta cala tendrás una perspectiva diferente de Menorca en paddle surf, pues rodearás hermosas colinas de bosques verdes que crean un contraste impresionante con el intenso azul del Mediterráneo. 

Esta es una pequeña cala con poca extensión de playa que te obliga a adentrarte en el mar y comenzar a descubrir sus paisajes. El fondo marino, el cual podrás ver durante tu recorrido es realmente especial. 

Son Xoriguer

Esta es una de las playas más concurridas, frecuentada por familias y turistas que buscan disfrutar del mar en sus vacaciones. Por ello, tiene la más amplia oferta de alquiler de equipos de paddle surf, además de que, como es una playa urbana, cuenta con todos los servicios cerca. ¿Qué mejor que una cerveza fría con vistas al mar después de una sesión intensa de paddle surf? 

Eso sí, debes tener cuidado con las rocas cerca de la playa, ya que si eres aficionado al paddle puedes caerte fácilmente. 

Cala Galdana

Aunque sigue siendo una playa virgen, muy cerca podrás alquilar tu tabla y tu remo para comenzar a navegar por sus hermosas aguas de color turquesa. Con una gran extensión de arena y agua, sin obstáculos, pero con una enorme roca que se erige en el agua y que te animamos a conocer con tu tabla. Y si quieres llegar a lugares aún más recónditos, te animamos a alquilar un barco en Menorca para llegar allí con él y desde ese lugar tirar tu tabla al agua y comenzar a remar. ¿Te parece un buen plan?

El paddle surf es un deporte acuático que ha ido cobrado auge en los últimos años. Menorca es un lugar ideal para practicarlo, por la belleza de sus aguas, la riqueza de sus fondos y su buen clima. 

El paddle surf consiste en mantener el equilibrio de pie es una tabla con la ayuda de un remo. Es originario de la Polinesia, pero cada vez está más arraigado en nuestro país. Deslizarse por el agua sobre una tabla es una sensación agradable que nos permite trabajar nuestro core (zona del tronco) y trabajar el equilibrio. ¿Dónde podemos practicarlo en Menorca? 

Paddle surf en Menorca, ¿cuáles son los mejores sitios?

Sea que eres un experto o quieres lanzarte a probar este deporte, Menorca es una isla excepcional para hacerlo, pues te ofrece múltiples opciones.

Aquí tienes algunas opciones pero no tel ovlides primero de alquilar una tabla de paddel surf en nuestras oficionas

Cala Galdana

Se caracteriza por tener más de 400 metros de playa y un fácil acceso al mar. Además, sus aguas son tranquilas y su fondo sorprendente. Como es una de las playas más turísticas del sur de la isla, no será difícil que encuentres equipo de alquiler de paddle surf si lo necesitaras. 

Cala en Porter

La ventaja de esta pequeña cala es que es muy cerrada, así que tendrás que adentrarte en el mar, y desde allí, obtendrás una perspectiva maravillosa y diferente de la isla. Uno de sus mayores atractivos son sus hermosos acantilados que no tienen desperdicio. En el pueblo justo a pie de playa, encontrarás servicios de alquiler de paddle surf. 

Playa Son Xoriguer

Esta es una playa turística y muy frecuentada, pero su amplio acceso es perfecto para practicar paddle surf. Eso sí, tiene muchas zonas rocosas cerca de la orilla de las cuales te recomendamos alejarte, pues las caídas desde la tabla suelen ser muy frecuentes.  

Cala Viola

Si ya eres todo un experto en paddle surf y tienes tu propio equipo, esta cala en Menorca será tu mejor opción. Es totalmente virgen y tiene uno de los paisajes más bellos de la isla. 

Cuánto cuesta hacer paddle surf en Menorca

El precio para hacer paddle surf en Menorca mucho dependerá del tiempo que quieras estar y de si necesitas o no un monitor. También influye la zona en la que quieras alquilar, aunque lo cierto es que los precios en la isla están muy igualados. Una de las actividades que se suele combinar con el paddle surf es el kayak. Así que, si te animas, tal vez podrías encontrar un buen precio por el pack de dos actividades. Para que te hagas una idea, estos son unos precios aproximados: 

  • 15 euros por 2 horas. 
  • 10 euros por 1 hora. 
  • 30 euros por 2 horas con monitor. 

Si ya eres un aficionado al pádel y quieres huir de las aglomeraciones, coge tu equipo, alquila una lancha , la mejor opción para hacer excursiones de un día, y adéntrate en las calas escondidas a disfrutar de las aguas cristalinas y apacibles de la isla

Menorca es el destino preferido por miles de turistas cada año. No es para menos, ya que al archipiélago balear se le conoce como el ‘pequeño Caribe español’. La belleza de sus playas y el entorno natural y frondoso que las rodea tienen gran culpa de ello. Además, en la isla encontramos pueblos pintorescos y tradicionales que no tienen desperdicio. 

¿Se te ocurren más motivos para ir a conocer y descubrir esta magnífica isla? ¡Tenemos muchos más! Pero no te los vamos a contar, pues queremos que los descubras por ti mismo. ¿Cómo? Pues si bien es cierto que recorrer la isla en coche puede llevarte hasta rincones sorprendentes, hacerlo en barco es todavía mejor, pues te acercará a lugares inhóspitos a los que no puedes llegar de otra manera que no sea navegando. 

Lo mejor, alquilar un barco con patrón en Menorca. ¿Por qué? Por muchas razones que te vamos a comentar. 

Tendrás un guía incluido

Los patrones de las embarcaciones de alquiler son de la isla, viven y trabajan allí. Por tanto, se la conocen como la palma de su mano. Además, como llevan tiempo haciendo este trabajo, saben dónde encontrar los mejores rincones, esos increíbles que recordarás para siempre. 

Tranquilidad

Incluso si tú tienes licencia para manejar barcos, tener un patrón te permite ir tranquilo, disfrutando a tu aire con tu familia o amigos sin preocuparte por la conducción o hacia dónde ir. Digamos que es una manera en que hagan todo por y para ti. Así, puedes disfrutar de la embarcación, cocinar o descansar cuando quieras. 

Disponibilidad

Aunque el patrón conozca lugares a los que llevarte como cuevas, espacios para hacer snorkel y mucho más, estará abierto y dispuesto a llevarte a otros lugares de los que hayas escuchado hablar o a los que quieras ir. Además, seguro que él te da buenas recomendaciones para cualquier cosa que necesites. 

Olvida los problemas

Mientras se navega pude aparecer el viento, algunas corrientes, oleaje o problemas con el fondo marino. Si alquilas un barco con patrón en Menorca, no tendrás que preocuparte de nada de eso. Los patrones ya tienen experiencia en solventar todo este tipo de problemas y conocen la zona muy bien, así que tú relájate y disfruta. 

Tendrás un cómplice

¿Has decidido alquilar un barco con patrón en Menorca para darle una sorpresa a alguien? Puede ser una fiesta, una pedida de mano o simplemente el propio paseo en barco. Contar con alguien a bordo es tener un cómplice que te ayudará a que tu sorpresa, sea precisamente eso. 

¿Has visto cuántas ventajas tiene alquilar un barco con patrón en Menorca? Nuestros patrones son marineros experimentados que conocen muy bien la isla y pueden mostrártela desde otra perspectiva, así como ayudarte en lo que necesites. Contacta con nosotros y reserva tu embarcación para visitar Menorca. Una nueva manera de descubrir la isla te espera.  

¿Te imaginas poder alquilar un yate para celebrar tu cumpleaños, tu compromiso o simplemente para hacer una fiesta porque sí? ¡Sería un planazo! Pues ya puedes hacerlo realidad en un entorno paradisiaco como Menorca. Con nuestras embarcaciones de alquiler, tendrás todo lo que necesitas para pasarlo en grande. ¿Por qué Menorca es el lugar perfecto?

Por su clima

Menorca disfruta de un clima espectacular durante todo el año. De hecho, muchas personas van a la playa durante todo el año pues disfruta de sol la mayor parte de los días del año. Se estima que hay unos 300 días de sol al año en la isla. 

Por su entorno natural

Aunque Menorca no es tierra de montañas sí disfruta de grandes pinares y campos que aportan un tono verde precioso a la decoración natural. Seguro que encuentras algún lugar en el que sentarte a observar las vistas fuera del yate. 

Por sus playas

Las playas de Menorca son de las más bonitas del mundo. No por menos llaman al archipiélago balear ‘el pequeño Caribe español’. Sus aguas de color turquesa y cristalinas serán tu piscina desde el yate. Tírate donde quieras y disfruta de ese placer. 

Podrás hacer snorkel

Si hacemos snorkel desde tierra no tendremos acceso a lugares recónditos donde encontraremos las mejores bellezas submarinas de la zona. Sin embargo, el yate te lleva a donde quieras y podrás lanzarte al agua para vivir una experiencia única. Las profundidades de Menorca son ricas en vida animal y natural. Obtendrás una imagen que nunca olvidarás. 

Los mejores atardeceres

Dicen que en esta isla se ven los mejores atardeceres del mundo. Pues si son así desde tierra imagina cómo serán en medio del mar. Disfrutarás de un espectáculo natural impresionante en primera línea. ¿Se te ocurre excusa mejor para hacer una fiesta en yate en Menorca que este?

Los mejores amaneceres

Y si los atardeceres en primera línea no tienen desperdicio, el lienzo que se pinta en el cielo al amanecer no tiene nada que envidiar. 

La ventaja de estar en un yate es que puedes orientarlo hacia el sol para no perderte nada, algo difícil en tierra si tiene edificios que te cubran el paisaje. 

Mucha marcha

Y otro motivo para hacer una fiesta en yate en Menorca es que, aunque tengas la fiesta en casa, por decirlo así, si te apetece ir a tomar una copa fuera del barco, los puertos de las zonas más turísticas ofrecen los mejores locales de copas. Elige dónde quieres ir, atraca el yate y disfruta. 

Recorrer Menorca en yate mientras celebras una fiesta es un plan inolvidable que todos deberíamos tener aunque fuera una vez en la vida. Te costará menos de lo que imaginas. Habla con nosotros y pídenos presupuesto. Menorca y su fiesta, sus playas y sus parajes naturales te esperan. ¡A disfrutar!

La isla de Menorca tiene grandes atractivos, pero recorrerla con un velero es una idea espléndida que convertirá tus vacaciones en una experiencia inolvidable. Gracias a empresas de alquiler de embarcaciones, como Charter en Menorca podrás alquilar un velero en Menorca y disfrutar de la isla al máximo. ¿Quieres que te indiquemos un recorrido increíble?

Comienzo en Mahón

Mahón es una de las ciudades más conocidas de la isla, y desde su puerto, podrás salir con tu velero y dirigirte al sureste para ir hasta Punta Prima. Esta zona es famosa por el agua cristalina de sus playas y la arena blanca de sus costas. En ella hay calas increíbles como Torret, Binibeca y Cale Coves. Sus fondos rocosos esconden tesoros que tendrás que descubrir. 

De allí, sigue el recorrido hacia Cala’n Porter, donde verás una de las puestas de sol más hermosas del mundo. 

Hasta Ciudatella

De camino a Ciudatella, irás conociendo otras playas increíbles de la isla como Cala Galdana, Cala Macarella, Cala Turqueta o Son Saura. De ahí, llegaremos a Ciudatella, la ciudad más bella de la isla. No olvides atracar el barco y bajar a recorrerla. Está llena de historia y cultura, así que merecerá la pena que la recorras al menos por un día. 

De allí, parte hacia Cala Blanes y Cala’n Forcat, donde te podrás sumergir y descubrir la hermosura de sus profundidades. Las siguientes paradas serán Cala Morell, una preciosa bahía rocosa repleta de acantilados, y faro Punta Nati. 

Menorca por el norte

En esta zona de la isla encontrarás la Reserva Marina rocosa, un espacio de más de 5 000 hectáreas protegido donde hay verdaderas bellezas de la naturaleza bajo el mar. De camino a Mahón de nuevo, pasarás por Cap s’Ailar e Illa Bledes, un islote donde te recomendamos anclar el velero y hacer una parada en Cala Pregonda. Esta cala es inaccesible desde otro lugar y el paisaje que ofrece no tiene desperdicio. ¡Disfrútala tanto como puedas!

El trayecto final

Siguiendo la ruta pasarás por Fornells, pero antes te toparás con Platja Cavalleria, la más virgen de Menorca y que también merece una parada. Desde allí, verás un conjunto de acantilados de más de 80 metros de altura que conforman un paisaje de ensueño. 

Una vez en Fornells, pasa un tiempo investigando sus calas y playas que no tienen desperdicio. 

De Fornells a Mahón

Y de ahí partiremos hacia nuestro origen y destino para devolver nuestro velero. Pero tranquilo, aquí no acaba todo. En el trayecto de Fornells a Mahón disfrutarás del Faro de Favàritx, ubicado sobre unas formaciones geológicas impresionantes. Además, el parque Natural de S’Albufera d’Es Grau queda muy cerca. Otra visita imprescindible. En esta parte final del recorrido disfruta de cada momento y cada lugar como si fueran únicos. Merece mucho la pena. 

¿Te animas a alquilar un velero y probar con este recorrido por la isla de Menorca? Pues no dejes de contactarnos y solicitar el tuyo. Tenemos embarcaciones y precios que se adaptan a ti. 

Una de las mejores formas de conocer Menorca es navegando. El mar Mediterráneo ofrece muchas sorpresas, especialmente cuando se trata de esta zona balear. Con un pequeño barco o un velero podrás disfrutar de aguas cristalinas y playas de ensueño.

Un auténtico lujo que puedes tener al alcance de tu mano.

Pero, ¿Por qué le gusta tanto a la gente navegar en Menorca?

Pues simplemente porque es una experiencia única e inigualable. Podrás estar varios días navegando y descubriendo nuevos rincones, la isla te seguirá sorprendiendo pase el tiempo que pase. ¡Nunca te cansarás de este paraíso en mitad del Mediterráneo llamado Menorca! 

Ahora bien, ¿Qué podemos ver una vez alquilemos un barco en Menorca? ¿Cuáles son los rincones que no te puedes perder?

El puerto de Mahón en Menorca

El puerto de Mahón es uno de esos sitios mágicos que tienes que visitar cuando vayas a Menorca. Podrás tener las dos versiones de la isla en un mismo punto, desde los acantilados infinitos, el campo y el mar, hasta la ciudad con sus excepcionales restaurantes y su vida nocturna.

Aquí puedes aprovechar para hacer una parada y tomar un bocado antes de seguir con la aventura. En los alrededores encontrarás restaurantes con los que disfrutarás el doble.

Isla des Colom

Otra de las paradas obligatorias es la isla des Colom. Se trata de un pequeño islote que era utilizado para cultivo y para la minería hace ya cientos de años. Actualmente es una residencia de verano en la que puedes parar y disfrutar de las increíbles vistas y la compañía. 

Una buena opción es llevar en el velero un pequeño picnic y disfrutar de este particular islote. Todo el que lo prueba, se enamora de la isla des Colom.

Cuevas submarinas cerca de Fornells

Por supuesto, no podíamos dejar pasar por alto las cuevas submarinas que se encuentran muy cerca del puerto de Fornells. Es una estupenda zona para practicar el buceo, especialmente si no es tu primera vez en el mar. Eso sí, si sumergirte de forma más segura, te recomendamos acudir a una agencia especializada en actividades náuticas.

Las cuevas submarinas son un gran destino para todos aquellos que quieran probar la inmersión. La belleza que se esconde bajo el agua es inigualable.

Una visita a las calas más famosas de Menorca

Si algo ofrece Menorca son calas preciosas. Es por eso por lo que, si decides hacer una pequeña ruta en barco o velero, no puedes pasarlas por alto. Tanto la zona norte como la zona sur de la isla son recomendables, pero en la zona sur podrás encontrar playas con arena más fina y con mucha vegetación. Aún así, todas las playas de Menorca son perfectas para pasar el día.

En este trayecto, nuestro consejo es que visites algunas de las calas más conocidas como, por ejemplo, la Macarella o la Cala Turqueta. El agua es tan clara que no tendrás problemas para ver el fondo y disfrutar de lo que ofrece el mar de Menorca.

Si te has planteado vivir unas vacaciones o un fin de semana diferente a bordo de un barco toca responder la gran pregunta.

¿Alquiló un barco con patrón o sin patrón?

En caso de que no cuentes con experiencia náutica y las licencias necesarias para gobernar un barco de gran envergadura como un catamarán o un yate, si será casi obligatorio que cuentes con un patrón de barco.

Es cuando estás familiarizado con alta mar cuando las dudas nos llegan y no sabes si es mejor idea alquilar un barco con patrón o por el contrario una embarcación para manejar por ti mismo. A continuación vemos las ventajas de alquilar un barco con patrón que te ayudarán a tomar una mejor decisión: 

Ventajas, motivos y razones para alquilar un barco con patrón: 

El patrón cuenta con la experiencia necesaria

Un patrón es alguien que dispone de la licencia náutica obligatoria para gobernar la embarcación que deseas alquilar (Ya que casi todas las naves precisan de licencia para levar anclas, son algo así como el carné para conducir un barco) por lo general también cuenta con años de experiencia, lo que aporta tranquilidad durante la travesía.

Podrás centrarte solo en disfrutar

Gobernar una embarcación no es coser y cantar, hay que asegurarse de que todo está bajo control y alguien debe quedarse a bordo durante el fondeo. Si decides manejar la embarcación de alquiler tendrás que dedicarle tiempo durante la travesía, por contra si alquilas un barco con patrón será este quien lo haga.

En naves de gran envergadura como los yates, el patrón puede contar además con tripulación de manera que ni siquiera necesitas hacer turnos con él para manejar el timón, pues dispone de su propio sustituto para cuando necesita dormir. 

Conoce enclaves que son secretos para el resto

La experiencia hace al maestro y las largas horas que un marino pasa en alta mar se ven recompensadas cuando descubre enclaves que resultan prohibidos para el resto de los mortales.

El patrón conoce lugares que para otros pueden pasar desapercibidos ya sea en mar o en tierra:

Calas paradisíacas, restaurantes portuarios y lugares solitarios donde disfrutar con los tuyos son solo algunos de los secretos que este habido marinero compartirá contigo si hacéis buenas migas. 

Contarás con un excelente chef a bordo:

Bueno, tenemos que reconocer que esta ventaja no se da en el 100% de los casos pero muchos de nuestros clientes nos cuentes lo bien que lo pasan con el patrón de su barco, sobre todo si este sabe cocinar y les prepara alguna de sus especialidades. 

Si esperas degustar un plato made in capitán asegurate de pactarlo primero con él, o de haceros muy buenos amigos a bordo del navío. Ambos lo pasaréis en grande!   

En Charterenmenorca.com somos especialistas en alquiler de barcos, consulta todas las condiciones para alquilar una embarcación con patrón si como nosotros crees que esta, es una de las mejores opciones.