Mahón es la capital de Menorca, y su núcleo más destacado. En uno de los extremos de esta se encuentra “Mo”, así llamada por los locales. Esta pequeña ciudad está ubicada junto al segundo puerto natural más grande del mundo, el cual rebosa historia y encanto. Las diferentes civilizaciones que han pasado a lo largo de los siglos por esta población han dejado un extenso legado cultural que se proyecta en sus edificios y calles, así como en sus restos arqueológicos y arquitectónicos. Veamos, pues, qué cosas se pueden hacer en una de las islas más hermosas del Mediterráneo.

Visita al Mercat des Claustre

Si te interesa la gastronomía, esta es uno de los grandes atractivos de la isla. La mejor opción para disfrutarla y probar todo tipo de productos locales es visitar este mercado. Aquí se encuentran diversos tipos de tiendas con sus productos específicos, como el buen queso de Mahón, pero también tiendas de artesanía. Encontrarás también en su interior el Claustro del Carmen, que forma parte del conjunto de la Iglesia del Carmen. Además, es un plan estupendo para las noches de verano, ya que se organizan conciertos de música en directo.

Plaza de España y el Mercado de Pescados

En la línea de disfrute gastronómico, otra visita imprescindible es esta. Aquí se encuentran puestos donde comprar pescado fresco y algunos bares donde tomar algo durante el día. En verano extiende el movimiento a la noche, y en invierno es el punto de encuentro para los locales que quieren tomar el aperitivo durante el fin de semana.

Iglesia Santa María y plaza del Ayuntamiento

Otro de los atractivos de Mahón es la Iglesia de Santa María, una de las más grandes de la isla. Se puede visitar su interior de inspiración neoclásica. Al lado de esta se encuentra la plaza del Ayuntamiento, que en verano está llena de bares y terrazas donde cenar o tomar algo disfrutando del agradable ambiente de la noche mediterránea.

Visita al Puerto de Mahón y excursión en barco

Como hemos visto, el puerto de Mahón es el segundo puerto natural más grande del mediterráneo, al formar una brecha de más de seis kilómetros que se adentra en la tierra y permite el paso de barcos de forma segura. Esto le ha permitido, a lo largo de la historia, ser una parada clave en rutas comerciales. Es ideal para pasear, o incluso hacer una visita completa mientras corres. A lo largo del camino aparecen muchas paradas interesantes como bares, restaurantes, tiendas de ropa o heladerías. También se recomienda visitar la famosa isla de Lazareto y la fortaleza militar de Sa Mola, que se encuentra también en el puerto. Ambas son testigos directos de parte de la historia de la ciudad y la isla, aunque aquí se tiene que llegar en barco.

Esto nos lleva a la segunda actividad imprescindible para acabar de descubrir toda la belleza de la isla. El paseo en barco ofrece una actividad segura, divertida e interesante que desvela los secretos de este lugar mágico. Sus cuevas, playas vírgenes y otros lugares increíbles.

La mayoría de visitantes llega a Menorca en temporada de verano, especialmente para disfrutar de sus hermosas playas y calas. Ahora bien, esta isla ofrece muchas más posibilidades, así que, por si vienes en épocas más frías, el clima no acompaña o te apetece otro tipo de actividades, vamos a mostrar otra variedad de ofertas de ocio muy interesantes.

Visitar pueblos

Cuando las playas se vacían, las calles se llenan de personas dispuestas a descubrir y fotografiar la belleza de cada rincón y callejuela. Así que, paraguas en mano, es un buen momento para visitar la capital con su impresionante puerto, recorrer las calles del casco antiguo de Ciutadella y hacer una visita a su imponente catedral, así como descubrir pueblos con encanto, como Es Mercadal, Fornells, Alaior y Binibeca. Un día de lluvia no tiene por qué ser un día perdido.

Destilerías Gin Xoriguer

La ginebra es famosa en la isla, y es el ingrediente principal de la “Pomada”, bebida típica. Por eso no resulta extraño que Menorca tenga su propia marca de ginebra: el Gin Xoriguer. Sus destilerías pueden visitarse, en incluso hacer una cata de los diferentes tipos de ginebras y licores que se producen. Tras la visita también es posible comprar una botella de ginebra y probar a hacer una buena pomada en casa disfrutando de la receta tradicional.

Degustar la comida típica menorquina

¿Hay algo mejor que disfrutar de una buena comida un día de lluvia? Los mejores recuerdos siempre pasan por el paladar, así que vamos a recomendar el plato estrella de la cocina menorquina: la Caldereta de langosta, una sopa de langosta con arroz o pan. Se puede degustar en muchos restaurantes de la isla, pero el más famoso es Cranc en Fornells.

Visita al centro Artesanal de Menorca

Este centro se encuentra situado en Es Mercadal y recoge una interesante muestra de oficios artesanos tradicionales relacionados con el campo menorquín. La exposición “Fabricando Menorca. La artesanía hoy y mañana” recorre otras épocas para mostrarnos cómo de importantes son los oficios tradicionales también en nuestro siglo.

Visita guiada en Subaida, Quesería típica en Menorca:

Conocer la Menorca rural es un gran plan. Subaida es una finca de más de 350 hectáreas en el centro de Menorca donde realizan el auténtico queso de Mahón, además de embutidos. Aquí se ofrecen tres tipos de visitas:

  • Visita gratuita: se puede visitar la finca de manera gratuita dentro del horario establecido. Allí recibirás un folleto y podrás visitar las instalaciones.
  • Visita guiada: esta visita tiene una duración de hora y media y tiene un coste de 9 euros por persona, niños 4. Resulta entretenida y pedagógica para los niños, ya que muestra las instalaciones y la forma en la que se elabora tradicionalmente el queso Mahón, además de realizar una pequeña degustación.
  • Visita maridaje: esta visita es solo para adultos y consta de una cata completa de vinos y quesos, además de la visita por la finca.

Menorca es el destino elegido por miles de turistas cada año. No es para menos, pues su entorno natural y sus playas paradisiacas son únicas en el mundo. Además, también disfruta de un excelente clima durante todo el año, por lo que se convierte en una isla ideal para pasar nuestras vacaciones sin importar el mes en que las tengamos. Muchas personas eligen alquilar una lancha en Menorca, pues han descubierto las muchas ventajas que esto reporta. ¿Quieres conocerlas?

Una excursión diferente

Seguro que has escuchado hablar de muchos pueblos y ciudades que ver en Menorca, monumentos y museos que visitar. También habrás oído sobre algunas calas especiales, pero nadie te habrá contado sobre los lugares más recónditos en los acantilados, el interior del mar y otras zonas a las que solo puedes llegar en lancha.

A tu aire

Alquilar una lancha en Menorca te ofrece la posibilidad de recorrer la isla a tu aire, sin horarios y sin esperas. Solo tienes que conducir e ir donde quieras sin depender de nadie.

Puedes llevar a tus amigos

Un coche te limita el número de personas que puedes llevar a cuatro. Una lancha, dependiendo de la que alquiles, puede incluir más personas, por lo que no tendrás que hacer elecciones de unos u otros, sino que podréis ir juntos.

Evitas las aglomeraciones al bañarte

Si vas a ir de vacaciones a Menorca en temporada alta, no tardarás en darte cuenta de que en las calas y playas hay aglomeraciones de personas. Esto puede ser molesto para tener espacio y también el silencio que buscamos para relajarnos. Con tu lancha, solo tienes que adentrarte en alta mar y tirarte al agua en la zona que elijas, sin aglomeraciones y sin ruidos, más que el sonido de las olas.

Vistas Premium sin gastos extra

¿Cuánto te pedía el hotel en el que te alojas por tener una habitación con vistas al mar? Estas vistas las tendrás en primera línea desde tu lancha todo el tiempo que quieras. No dejes de disfrutarlas mientras puedas.

Las mejores puestas de sol

Menorca es conocida por tener algunas zonas donde las puestas de sol son espectaculares. No obstante, en esos lugares suele ir mucha gente, como es normal, por lo que tener un buen puesto para disfrutar de la belleza del astro rey ocultándose no será sencillo. Coge tu lancha y ve hacia el mar, lo más cerca de la puesta de sol que puedas. Disfruta a tu aire, sin ruidos y sin nada que impida sacar tus mejores fotos.

¿Aún sigues pensando en el alquiler de lancha en Menorca? ¡No lo pienses más! Ya ves que tener una lancha para recorrer la isla es la mejor opción para disfrutarla al máximo y sin estorbos, pérdidas de tiempo ni aglomeraciones.

Habla con nosotros y pídenos presupuesto. Tenemos todo tipo de embarcaciones para que tus vacaciones en la isla sea lo más productivas posible.

Menorca es un lugar maravilloso en el que disfrutar del buen clima y de playas excepcionales como no hay otras en nuestro país. Si bien podemos ir y descubrirla a nuestro aire, lo que más recomendamos para que hagas eso y, a la vez, descubras una nueva perspectiva de la isla, es recorrerla en barco.

Menorca tienen varios puertos deportivos y amarres por todas partes en los que podrás dejar tu barco mientras exploras el interior. No hay duda de que esta es una ventaja a la hora de alquilar un barco en Menorca y descubrir esta increíble isla de playas paradisiacas.

¿Cuáles son los puertos deportivos en Menorca?

Aunque en Menorca hay dos ciudades principales, como son la capital, Mahón, y Ciudatella, los puertos en esta isla son muchos más. Aquí te los hemos listado. Puedes parar en todos ellos o los que elijas durante tu recorrido por aguas menorquinas. Aquí los tienes:

  • Club Naútico de Ciudatella.
  • Darsena Deportiva Cala’n Bosch.
  • Puerto de Mahón.
  • Marina Menorca.
  • Club Marítimo de Mahón.
  • Club Nàutic de Addaia.
  • Club Náutico Fornells.
  • Puerto de Fornell.
  • Port de Ciudatella.
  • Puerto Saltra Banda.
  • Marina Mahón.

Cada uno de los puertos tiene distinto número de amarres, aunque siempre puedes llamar y preguntar si habrá un sitio para tu barco de alquiler. Estos son los amarres de cada uno:

  • Club Naútico de Ciudatella- 60 amarres.
  • Darsena Deportiva Cala’n Bosch- 274 amarres.
  • Puerto de Mahón- 240 amarres.
  • Marina Menorca- 230 amarres.
  • Club Marítimo de Mahón- 150 amarres.
  • Club Nàutic de Addaia- 167 amarres.
  • Club Náutico Fornells- 74 amarres.
  • Puerto de Fornell- 513 amarres.
  • Port de Ciudatella- 154 amarres.
  • Puerto Saltra Banda- 450 amarres.
  • Marina Mahón- 150 amarres.

Como ves, en Menorca hay muchas opciones para amarrar tu barco de alquiler e ir rumbo a tierra.

¿Por qué recorrer Menorca en barco?

La isla ofrece distintas opciones para alquilar embarcaciones de todo tipo, incluido el tradicional llaut menorquín. Hacerse con un velero, o cualquier otro tipo de barco es sencillo. Además, puedes elegir conducirlo tú o puedes contratarlo con chófer incluido para que tú solo tengas que disfrutar del viaje. ¿Por qué recorrer la isla en barco?

Tendrás una perspectiva distinta

Podrás descubrir Menorca desde el agua, tener vistas a las ciudades y el entorno que de otra manera no podrías conseguir. Además, puedes bañarte en zonas a las que difícilmente llegarías nadando y disfrutar de la transparencia de las aguas de Menorca.

Conocerás rincones recónditos

Hay rincones preciosos y escondidos a los que solo podrías llegar en una embarcación. Alquilar un barco en Menorca te permite hacerlo.

Puedes ir a tu aire

No dependerás de transporte público, podrás ir y parar donde quieras cuando quieras. Incluso si alquilas un barco en el que poder dormir, no habrá que preocuparse de nada.

¿Te animas a alquilar un barco en Menorca? Pasa por nuestras instalaciones y conoce nuestros precios.

¿Eres un apasionado de la navegación? ¿Tienes un pequeño barco con el que te encanta navegar? Si es así, este post te interesa, y mucho. Queremos hablarte del antifouling, un cuidado que debes hacer a tu embarcación una vez al año y que tiene muchos beneficios. ¿Qué es y cuáles son sus ventajas?

Qué es el antifouling

El antifouling es la aplicación de una pintura desincrustante que se utiliza en los cascos de los barcos. Su objetivo es frenar y evitar la proliferación de organismos marinos en el fondo de la cubierta. 

Estos organismos se pegan a la cubierta del barco y, aunque en principio no suponen un problema, si los dejamos por mucho tiempo afectarían al rendimiento de la embarcación y ocasionaría grandes problemas en algunas de sus piezas y materiales. 

Hay distintos seres que tienen la costumbre de adherirse a las embarcaciones como algas, percebes pequeños gusanos acuáticos que pueden hacer peligrar seriamente la dirección del timón. El problema es que estos seres marinos no deciden ni eligen dónde posarse. Es decir que se asientan allá donde pillan. Eso significa que pueden hacerlo también en el motor, las hélices o las quillas. De ahí la importancia de eliminarlos y prevenirlos. 

Cuáles son los beneficios del antifouling 

Obviamente, si tu barco está lleno de ‘fouling’ no vas a pintar encima. Tendrás que hacer una limpieza profunda para eliminar todo y luego dejar la superficie limpia y seca. Hay empresas profesionales que se dedican a hacer esto o que pueden ayudarte si lo necesitas. 

Una vez que a superficie este limpia y seca ha llegado el momento de aplicar una pintura preventiva. Esta ofrece muchos beneficios como: 

  • Actúa como una barrera para la corrosión. 
  • Mejor el flujo de agua en la zona del casco. 
  • Evita el consumo excesivo de combustible. 
  • Repele a los seres marinos que quieren pegarse a la embarcación. 

¿Cómo saber cuál es el mejor antifouling?

Hay distintos tipos de pintura antifouling y todas ellas deben estar reguladas por la ley. Una nueva ley que nació en 2003 exige que este tipo de pintura esté libre de plomo, cobre, estaño u otros elementos contaminantes. Esto con el objetivo de cuidar del medio ambiente y de la salubridad del mar. 

Es por ello que las pinturas de hoy están compuestas de productos menos químicos y contaminantes, pero que impiden de manera efectiva la instalación de seres vivos en la cubierta. Cuando el barco entre en contacto con el agua, estas sustancias se desprenden en pequeñas partículas que forman un cerco protector alrededor. 

Aplicarlo no es una tarea sencilla y, dependiendo del tamaño del barco, es mejor contar con profesionales. 

Si quieres disfrutar de las ventajas de navegar sin preocupaciones, alquila una de nuestras embarcaciones y recorre las playas de Menorca y las islas colindantes. O si lo prefieres, tenemos en venta pequeñas embarcaciones y te podemos aconsejar sobre cómo mantenerlas. ¡Consúltanos!

Viajar en barco por las islas baleares es sin duda, un capricho y un lujo que ya está al alcance de tu mano. Si estás pensando en ir a Menorca de vacaciones, no puedes dejar la oportunidad de pasar unos días en barco descubriendo todos los encantos de la isla. ¿Cómo? 

Pues bien, en la isla puedes encontrar empresas especializadas en este tipo de servicio. En Mahón, por ejemplo, tienes Charter en Menorca, que te ofrece alquileres (y venta) de distintas embarcaciones para que vayas junto con tu pareja o amigos a descubrir esta increíble isla. Entre las opciones que puedes encontrar, tienes: 

  • Llaut Menorquín. Se trata de un barco típico de la isla que tiene forma de barco pequeño con vela latina. Mide unos cuatro metros y sostiene tres mástiles. En sus comienzos se fabricaban con maderas autóctonas, toda una oda a la zona y los materiales de esta. No obstante, los modelos de hoy usan materiales más modernos como la fibra de vidrio, entre otros. 
  • Velero.
  • Yate.
  • Lancha.

Dependiendo del tiempo que quieras pasar en barco, dependerá la embarcación que elijas. Además, tendrás opción de incluir en el paquete equipos de snorkel o buceo, tablas de paddle surf, e incluso kayaks. No hay duda de que recorrer la isla de Menorca en barco será todo un lujo que no olvidarás. 

Y no solo eso, sino que, gracias a las embarcaciones podrás llegar a zonas a las que sería imposible llegar a nado, como los hermosos acantilados y algunos rincones y cuevas recónditas. 

Descubrirás lugares increíbles en los que hacer snórkel, o ver arrecifes de corales. La posidonia es característica de la zona, y seguro que encuentras muchos ‘bosques’ de ella bajo el mar. Por otro lado, como podrás entrar más allá de la zona de baño, es posible que te topes con peces increíbles, incluso que veas delfines, pulpos y otros atractivos del mundo animal. 

Si bien la isla de Menorca es una maravilla en sí misma por sus pueblos pesqueros tradicionales, su antigua arquitectura bien conservada, y sus muchos servicios y reclamos turísticos, no hay duda de que recorrerla en barco será una experiencia única. 

¿Cómo conseguir una licencia para navegar?

Aunque hay empresas que te ofrecen un chófer para el barco, esto siempre aumenta el precio y por qué negarlo, lo emocionante de esta experiencia es que uno mismo conduzca la embarcación que ha alquilado, ¿no crees? Tener un carnet para navegar no es complicado, solo tienes que: 

  • Ir a una escuela de navegación. 
  • Elegir el carnet para el tipo de embarcación que quieres llevar. Cuanto más pequeña, menos complicaciones. Por ejemplo, con un título de patrón para embarcaciones de recreo, podrás conducir embarcaciones de vela de hasta doce metros, siempre y cuando no te alejes más de 25 kilómetros de la costa. 

Recuerda que en Charter Menorca tenemos todos los servicios que necesitas para disfrutar al máximo de Menorca en barco. 

Todos nos preguntamos, ¿podremos navegar en barco y disfrutar del mar de Menorca éste verano con la crisis del coronavirus?

Un placer en el que soñamos día a día, pero que nos crea incertidumbre debido a la situación que nos envuelve sin duda.

En primer lugar debemos identificar cuál es el servicio de alquiler de barcos en Menorca, y qué nos ofrece Chárter en Menorca.

Ventajas de alquilar un barco

Chárter en Menorca ofrece un servicio de alquiler de barcos, lanchas, Llauts y Yates en Menorca con un formato exclusivo. ¿ Qué significa esto? , significa tener la garantía de que, únicamente a bordo de la embarcación estarán sus invitados y familiares acompañándole ese día tan esperado, y poder disfrutar del mar de Menorca, de sus playas y calas con la máxima seguridad de evitar cualquier tipo de contagio por parte de una tercera persona.

Limpieza de las embarcaciones a diario.

Nos comprometemos a que todas y cada una de las embarcaciones estarán completamente higienizadas para ofrecer la máxima tranquilidad a nuestros clientes, para que se sienten como en casa en su barco, y que solo se preocupen de disfrutar al máximo su jornada de navegación, ya sea con su alquiler de yate, Llaut, lancha o velero en Menorca.

Posibilidad de cancelación gratuita.

Cancelación gratuita para las nuevas reservas a partir del inicio del estado de alarma en el caso de que hubiera imposibilidad de viajar o prohibición de realizar la actividad de su alquiler de barco en Menorca.

Un barco para dormir a bordo.

Minimice los riesgos de contactos en la isla de Menorca, alquile su embarcación en Menorca y utilícela para dormir a bordo (consultar condiciones). Utilice su barco para disfrutar del mar y quédese a dormir al finalizar la jornada de chárter.

Alquile su barco, siéntase libre navegando por cuantas calas deseé, protegido de cualquier amenaza vírica en compañía de lo suyos.

Sin duda, ésta será la mejor actividad del verano a realizar en Menorca, seguridad, exclusividad y libertad en la mejor compañía.

Una de las mejores formas de conocer Menorca es navegando. El mar Mediterráneo ofrece muchas sorpresas, especialmente cuando se trata de esta zona balear. Con un pequeño barco o un velero podrás disfrutar de aguas cristalinas y playas de ensueño.

Un auténtico lujo que puedes tener al alcance de tu mano.

Pero, ¿Por qué le gusta tanto a la gente navegar en Menorca?

Pues simplemente porque es una experiencia única e inigualable. Podrás estar varios días navegando y descubriendo nuevos rincones, la isla te seguirá sorprendiendo pase el tiempo que pase. ¡Nunca te cansarás de este paraíso en mitad del Mediterráneo llamado Menorca! 

Ahora bien, ¿Qué podemos ver una vez alquilemos un barco en Menorca? ¿Cuáles son los rincones que no te puedes perder?

El puerto de Mahón en Menorca

El puerto de Mahón es uno de esos sitios mágicos que tienes que visitar cuando vayas a Menorca. Podrás tener las dos versiones de la isla en un mismo punto, desde los acantilados infinitos, el campo y el mar, hasta la ciudad con sus excepcionales restaurantes y su vida nocturna.

Aquí puedes aprovechar para hacer una parada y tomar un bocado antes de seguir con la aventura. En los alrededores encontrarás restaurantes con los que disfrutarás el doble.

Isla des Colom

Otra de las paradas obligatorias es la isla des Colom. Se trata de un pequeño islote que era utilizado para cultivo y para la minería hace ya cientos de años. Actualmente es una residencia de verano en la que puedes parar y disfrutar de las increíbles vistas y la compañía. 

Una buena opción es llevar en el velero un pequeño picnic y disfrutar de este particular islote. Todo el que lo prueba, se enamora de la isla des Colom.

Cuevas submarinas cerca de Fornells

Por supuesto, no podíamos dejar pasar por alto las cuevas submarinas que se encuentran muy cerca del puerto de Fornells. Es una estupenda zona para practicar el buceo, especialmente si no es tu primera vez en el mar. Eso sí, si sumergirte de forma más segura, te recomendamos acudir a una agencia especializada en actividades náuticas.

Las cuevas submarinas son un gran destino para todos aquellos que quieran probar la inmersión. La belleza que se esconde bajo el agua es inigualable.

Una visita a las calas más famosas de Menorca

Si algo ofrece Menorca son calas preciosas. Es por eso por lo que, si decides hacer una pequeña ruta en barco o velero, no puedes pasarlas por alto. Tanto la zona norte como la zona sur de la isla son recomendables, pero en la zona sur podrás encontrar playas con arena más fina y con mucha vegetación. Aún así, todas las playas de Menorca son perfectas para pasar el día.

En este trayecto, nuestro consejo es que visites algunas de las calas más conocidas como, por ejemplo, la Macarella o la Cala Turqueta. El agua es tan clara que no tendrás problemas para ver el fondo y disfrutar de lo que ofrece el mar de Menorca.

Cada vez son más los afortunados que gozan de poseer o alquilar una embarcación, ya sea de lanchas, yates, llauts o veleros.

Los meses de verano son muy populares para navegar o surcar las aguas pero no son los únicos meses del año, todo el año es buen momento.

Pero, tanto si vas a navegar en verano o todo el año debes tener tu embarcación a punto. Tener un buen mantenimiento de nuestro barco ofrece una serie de ventajas que no puedes dejar pasar por alto:

Ofrece salud. Sí, nuestro barco puede enfermar si no lo cuidamos, sino llevamos un buen mantenimiento.

Además, si mantenemos sano nuestro barco, alargaremos la vida del mismo.

Ganaremos seguridad. Al igual que con los vehículos de tierra, un buen mantenimiento ofrece y aporta seguridad a la navegación. Por lo tanto no juegues con la peligrosidad y empieza por aquí, cuidando y manteniendo tu barco.

Realiza revisiones periódicas

Para conseguir el buen estado de nuestro barco debemos cumplir con esta ley no escrita.Sobre todo, si vas a navegar de nuevo después de un largo período, revisa y repasa con pulcritud.

Tanto para embarcaciones de vela como a motor esta ley se tiene que cumplir para garantizar esa seguridad de la que hablamos.

Además, deben ser revisiones continuas, periódicas, no debemos dejarlas solo para una temporada del año, naveguemos o no, al menos hemos de revisarla una vez por cada estación del año.

Revisa las velas, el motor, las baterías y todo el sistema eléctrico, además del mástil.

Debes de cambiar el aceite del motor cuando sea necesario, por ello revisa el estado del mismo periódicamente. Sé especialmente cuidadoso con el motor y limpia con esmero los filtros. Sin olvidarnos de revisar el circuito de combustible para evitar las pérdidas del mismo.

Anota tus trayectos y el funcionamiento de tu barco

Es muy conveniente anotar, llevar cuenta y registrar lo que observemos de nuestro barco siempre que lo revisemos y siempre que naveguemos. Si aparte de esto quieres anotar algo más de tu barco, adelante, de lo que se trata es de tener un diario, un cuaderno de bitácora para así, si tenemos futuros problemas o averías detectar fácilmente el origen y la causa de la misma, para aplicarle una rápida solución.

Como hemos dicho, anota todo lo que observes de tu barco, incluso aquello que de primeras no le des muchaimportancia. Pero, para ayudarte, vamos a darte algunas pistas:

Anota:La velocidad de la embarcación. Las condiciones atmosféricas y el estado del mar y el oleaje, ya que pueden afectar directamente sobre la salud de tu barco. La presión y el número de revoluciones del motor.

La distancia y rumbo navegados.

El mantenimiento del barco de primeras puede parecer una tarea tediosa pero conforme cojas práctica y sobre todo costumbre ahorrarás mucho tiempo futuro en averías más graves y garantizarás que la navegación sea más segura y cómoda para todos. Está en tus manos mantener en buen estado a tu barco.

¿Tienes un barco o estás pensando en comprar una pequeña embarcación?

Sea cual sea la opción elegida, hay unas normas básicas al embarcarte que debes cumplir. Estas son: 

Ten una papelera a mano en el baño.

Un barco no es una casa, por muchas comodidades que tenga y mucho que lo parezca. En el baño, es necesario que no tires nada, ni papel biodegradable ni cualquier otro objeto, tipo de papel o compresa. Además de ensuciar el mar, el wc instalado en los barcos no está preparado para ello y todo lo que puedes provocar es una avería que arruine tus vacaciones. 

Ahorra.

El agua y la luz, elementos básicos de la vida que damos por sentado en nuestro día a día, son limitados en los barcos. Hay que ahorrar todo el agua y energía que podamos. Para ello, solo hay que seguir unos sencillos pasos como apagar las luces al salir de una estancia, cerrar el grifo mientras enjabonamos los platos o nos cepillamos los dientes y darse una ducha solo al final del día para quitarse la sal.

No bebas agua del grifo.

Aunque es potable, los médicos y expertos aconsejan no consumirla. Compra agua embotellada y ten suficiente reserva para todo el viaje. 

Sé precavido.

La comida es un punto importante al emprender un viaje en barco, por corto que sea. Compra lo que necesites de una vez y mantén la despensa llena para que no te falte de nada. Te ahorrarás combustible pues no tendrás que volver al puerto por cosas que se te hayan olvidado. 

Ten en cuenta la nevera que tienes.

Por norma general, los barcos tienen neveras pequeñas en las que no caben muchos alimentos y que por tanto, hay que dejar algunos fuera. Lo mejor es organizarse bien, pensando en salir a comer o cenar fuera algunos días y hacer cenas ligeras. Puedes ingeniártelas para usar alimentos no perecederos para las cenas como por ejemplo latas de atún y aceitunas, botes de pimientos, champiñones o guisantes envasados, etc. 

No navegues de noche.

Es mejor que cuando entre la noche estés atracado en un puerto. Piensa que tanto el mar como el clima son impredecibles, por lo que siempre será mejor estar cerca de un pueblo que en alta mar si surgen problemas.

Fondea generosamente.

Hazlo de 3 a 4 veces al día, siempre calculando bien la distancia por si hay barcos cerca. Cuando lo hagas cerca del puerto o de la costa, ten en cuenta que pueden haber escollos que te dificulten el fondeo.  No dejes nunca el barco sin vigilancia, especialmente si no es tuyo.  Y recuerda mirar siempre la climatología antes de embarcar. Ante cualquier signo de peligro, lo mejor es quedarse en casa. Sin más. Siempre habrá tiempo de salir otro día. 

Recuerda tener en cuenta estos consejos antes y durante la navegación y todo irá sobre ruedas.