mantenimiento barco menorca

Cada vez son más los afortunados que gozan de poseer o alquilar una embarcación, ya sea de lanchas, yates, llauts o veleros.

Los meses de verano son muy populares para navegar o surcar las aguas pero no son los únicos meses del año, todo el año es buen momento.

Pero, tanto si vas a navegar en verano o todo el año debes tener tu embarcación a punto. Tener un buen mantenimiento de nuestro barco ofrece una serie de ventajas que no puedes dejar pasar por alto:

Ofrece salud. Sí, nuestro barco puede enfermar si no lo cuidamos, sino llevamos un buen mantenimiento.

Uno de nuestros trabajos como brokers es ofrecer a nuestros clientes un servicio de mantenimiento con el que garantizar que su barco se encuentra en las condiciones idóneas para navegar y poder así, obtener la mayor rentabilidad.

Además, si mantenemos sano nuestro barco, alargaremos la vida del mismo.

Ganaremos seguridad. Al igual que con los vehículos de tierra, un buen mantenimiento ofrece y aporta seguridad a la navegación. Por lo tanto no juegues con la peligrosidad y empieza por aquí, cuidando y manteniendo tu barco.

Realiza revisiones periódicas que garanticen su mantenimento

Para conseguir el buen estado de nuestro barco debemos cumplir con esta ley no escrita.Sobre todo, si vas a navegar de nuevo después de un largo período, revisa y repasa con pulcritud.

Tanto para embarcaciones de vela como a motor esta ley se tiene que cumplir para garantizar esa seguridad de la que hablamos.

Además, deben ser revisiones continuas, periódicas, no debemos dejarlas solo para una temporada del año, naveguemos o no, al menos hemos de revisarla una vez por cada estación del año.

Revisa las velas, el motor, las baterías y todo el sistema eléctrico, además del mástil.

Debes de cambiar el aceite del motor cuando sea necesario, por ello revisa el estado del mismo periódicamente. Sé especialmente cuidadoso con el motor y limpia con esmero los filtros. Sin olvidarnos de revisar el circuito de combustible para evitar las pérdidas del mismo.

Anota tus trayectos y el funcionamiento de tu barco

Es muy conveniente anotar, llevar cuenta y registrar lo que observemos de nuestro barco siempre que lo revisemos y siempre que naveguemos. Si aparte de esto quieres anotar algo más de tu barco, adelante, de lo que se trata es de tener un diario, un cuaderno de bitácora para así, si tenemos futuros problemas o averías detectar fácilmente el origen y la causa de la misma, para aplicarle una rápida solución.

Como hemos dicho, anota todo lo que observes de tu barco, incluso aquello que de primeras no le des muchaimportancia. Pero, para ayudarte, vamos a darte algunas pistas:

Anota:La velocidad de la embarcación. Las condiciones atmosféricas y el estado del mar y el oleaje, ya que pueden afectar directamente sobre la salud de tu barco. La presión y el número de revoluciones del motor.

La distancia y rumbo navegados.

El mantenimiento del barco de primeras puede parecer una tarea tediosa pero conforme cojas práctica y sobre todo costumbre ahorrarás mucho tiempo futuro en averías más graves y garantizarás que la navegación sea más segura y cómoda para todos. Está en tus manos mantener en buen estado a tu barco.

Realizar un buen mantenimiento de un barco es imprescindible para que este siga funcionando en perfectas condiciones durante muchos años. Es por ello por lo que, si tienes un barco, se recomienda hacer algunas revisiones de forma asidua para comprobar que todo está bien. Estas revisiones de mantenimiento te salvarán de tener que realizar un arreglo mucho más complejo de tu barco. Pero, ¿Qué revisiones necesita un barco en Menorca? ¿Cuál es el mejor mantenimiento que se le puede dar?

Mantenimiento de un barco en Menorca

Las revisiones de motor y de la balsa son imprescindibles, al igual que el cambio de aceite. Pero existen otros elementos que, aunque tengan un periodo de vida más largo también conviene revisar de vez en cuando. El mástil o la jarcia, por ejemplo, son dos de los elementos que se recomiendan revisar para tener un correcto mantenimiento del barco. También dependerá del uso que se le de al barco, si solo es de paseo o es de competición. Al de paseo, como es el caso de los cruceros, se les exigirá menos que a un barco que se use para una actividad deportiva.

Las revisiones periódicas de un barco

Las revisiones que se hacen de forma periódica permiten descubrir fallos antes de que sea demasiado tarde. De esta forma los arreglos serán menos costosos que si dejamos que pase el tiempo.

Claro que siempre será más sencillo llevar al día un barco nuevo que, por ejemplo, uno que compremos de segunda mano o uno que tengamos desde hace ya unos años. Pero siempre se puede realizar un arreglo general y luego seguir con las revisiones de mantenimiento para garantizar una larga vida.

Revisiones mientras navegas

No solo es importante mantener una buena revisión del barco en el tiempo que está estacionado. Durante la navegación también es una buena opción el realizar algunas revisiones y controles, ya que hay algunos elementos que solo es posible controlarlos mientras navegas.

Estas revisiones apenas te llevarán tiempo, por lo que no tendrás que sacrificar tus vacaciones para tener tu barco siempre a punto.

Además, también te aconsejamos llevar siempre a bordo el conocido como “cuaderno de bitácoras”. Aquí tendrás que anotar todo lo que vaya ocurriendo en el barco para, una vez en tierra, poder realizar la pertinente revisión y solucionar los posibles errores. Hoy en día incluso tenemos la opción de descargar una APP en el móvil para crear nuestro diario de a bordo.

Además, no esperes a que llegue el invierno para realizar el mantenimiento y los arreglos. Registra todo a lo largo del año y ve realizando las revisiones pertinentes cuando lo necesites.

¿Dónde hacer el mantenimiento de un barco en Menorca?

Si deseas realizar un mantenimiento exhaustivo en Menorca, lo mejor es buscar una empresa especializada en barcos que te de seguridad y garantías como charterenmenorca

¿Qué servicios deberían ofrecer?

Transporte ha cubierto de la embarcación. Limpieza del pantoque. Endulzamiento. Patente. Revisión de motor. Pulido del casco y la cubierta en caso de rascadas o golpes.

Con este mantenimiento básico tendrás siempre tu barco listo para salir a navegar.