Los términos usados para definir las partes de un barco pueden llegar a ser confusos, pero si hay algo que confunde a todo el mundo es la definición de babor y de estribor. ¿Qué significa cada una de estas palabras? ¿Cuál es realmente la parte a babor y a estribor de un barco? En charterenmenorca.com te lo contamos:

Partes de un barco:

babor y estribor

Babor y estribor son las dos partes más complejas del barco y es que, aunque existen otras definiciones que pueden llegar a confundir del barco, estas son las más usadas en las películas, series o libros.

Babor

En el caso de babor, es la parte izquierda del barco cuando miramos desde la popa a la proa, es decir, si se mira desde la parte de atrás del barco hacia la de delante.

Estribor

En el caso de estribor, es justamente el lado contrario, el derecho, si volvemos a mirar desde la popa a la proa. 

Estos dos son términos usados por los marineros para emprender el rumbo del barco. ¿Quién no ha escuchado alguna vez eso de ‘¡Todo a estribor!’?

Cómo diferenciar babor de estribor

A pesar de que ya hemos definido cuál es cada lado del barco, puede ser que, en el momento de diferenciarlos, no sepas cómo hacerlo o no te acuerdes de cuál es el derecho o el izquierdo. Es por eso por lo que vamos a ver cómo diferenciar estos dos términos, algo que te resultará muy útil si estás comenzando a navegar.

Si aún no sabes muy bien las reglas de la navegación, tenemos que decirte que, a la hora de navegar, el barco que esté en el lado derecho tiene la preferencia, al igual que pasa cuando conducimos por carretera, es decir, es el lado ‘estrella’. Es por eso por lo que muchos asemejan la palabra estribor con starboard, por la sonoridad. De ahí a que estribor recuerde a derecha.

Pero no es la única regla nemotécnica que te puede ayudar a identificar estribor como el lado derecho. Otra es la de pensar y recordar que la mayoría de las personas usa la derecha para escribir, una palabra que se asemeja a estribor.

Por otro lado, babor suele dar para el puerto, por lo que en inglés, sustituyeron la palabra babor por port, el lado izquierdo del barco. Así que si recuerdas que babor es el ‘port’ no tendrás problemas a la hora de navegar.

Las luces en la noche

A la hora de oscurecer, los barcos suelen usar luces que señalizan para que lado van. Esto es muy importante ya que por la noche no suele haber luz en el mar, por lo que, de no existir estas luces, más barcos podrían colisionar.

En el caso de babor, se usa el color rojo para señalizarlo, mientras que estribor se señala con el color verde. También se usa un tercer color, el blanco, para señalizar la popa. 

Con estos consejos no tendrás ningún tipo de problema a la hora de identificar cuál es el término de cada lado del barco

Si te has planteado vivir unas vacaciones o un fin de semana diferente a bordo de un barco toca responder la gran pregunta.

¿Alquiló un barco con patrón o sin patrón?

En caso de que no cuentes con experiencia náutica y las licencias necesarias para gobernar un barco de gran envergadura como un catamarán o un yate, si será casi obligatorio que cuentes con un patrón de barco.

Es cuando estás familiarizado con alta mar cuando las dudas nos llegan y no sabes si es mejor idea alquilar un barco con patrón o por el contrario una embarcación para manejar por ti mismo. A continuación vemos las ventajas de alquilar un barco con patrón que te ayudarán a tomar una mejor decisión: 

Ventajas, motivos y razones para alquilar un barco con patrón: 

El patrón cuenta con la experiencia necesaria

Un patrón es alguien que dispone de la licencia náutica obligatoria para gobernar la embarcación que deseas alquilar (Ya que casi todas las naves precisan de licencia para levar anclas, son algo así como el carné para conducir un barco) por lo general también cuenta con años de experiencia, lo que aporta tranquilidad durante la travesía.

Podrás centrarte solo en disfrutar

Gobernar una embarcación no es coser y cantar, hay que asegurarse de que todo está bajo control y alguien debe quedarse a bordo durante el fondeo. Si decides manejar la embarcación de alquiler tendrás que dedicarle tiempo durante la travesía, por contra si alquilas un barco con patrón será este quien lo haga.

En naves de gran envergadura como los yates, el patrón puede contar además con tripulación de manera que ni siquiera necesitas hacer turnos con él para manejar el timón, pues dispone de su propio sustituto para cuando necesita dormir. 

Conoce enclaves que son secretos para el resto

La experiencia hace al maestro y las largas horas que un marino pasa en alta mar se ven recompensadas cuando descubre enclaves que resultan prohibidos para el resto de los mortales.

El patrón conoce lugares que para otros pueden pasar desapercibidos ya sea en mar o en tierra:

Calas paradisíacas, restaurantes portuarios y lugares solitarios donde disfrutar con los tuyos son solo algunos de los secretos que este habido marinero compartirá contigo si hacéis buenas migas. 

Contarás con un excelente chef a bordo:

Bueno, tenemos que reconocer que esta ventaja no se da en el 100% de los casos pero muchos de nuestros clientes nos cuentes lo bien que lo pasan con el patrón de su barco, sobre todo si este sabe cocinar y les prepara alguna de sus especialidades. 

Si esperas degustar un plato made in capitán asegurate de pactarlo primero con él, o de haceros muy buenos amigos a bordo del navío. Ambos lo pasaréis en grande!   

En Charterenmenorca.com somos especialistas en alquiler de barcos, consulta todas las condiciones para alquilar una embarcación con patrón si como nosotros crees que esta, es una de las mejores opciones.

Aunque se recomienda comprobar las condiciones climatológicas antes de zarpar, una tormenta inesperada puede sorprender hasta al marinero más experto.

Navegar con mal tiempo es uno de los mayores miedos de capitanes y tripulantes, por eso desde Charter Menorca queremos darte algunos consejos para que, llegado el momento, vivas esta experiencia con la mayor tranquilidad posible:  

Prevenir mejor que curar

Antes de zarpar se deben comprobar minuciosamente todos los elementos de seguridad del barco, no importa que tengas pensada una larga travesía o un pequeño paseo, en el 100% de los casos comprobaremos todos los elementos. Es la única forma de estar preparados en caso de accidente.

Barcos pequeños

Las embarcaciones pequeñas son las que más sufren con climatología adversa, ya que corren el riesgo de ser golpeadas por las olas rompientes y ser lanzados hasta la costa de sotavento. 

Si navegas en un barco pequeño, tienes dos opciones: 

Capear el temporal: Es decir, enfrentarlo de proa.

Correrlo: Evitarlo con la popa. 

Para elegir una acción u otra debes saber las características de cada una de ellas, conocer las condiciones del mar, posición en la que se encuentra el barco, distancia a tierra, experiencia de los tripulantes… 

En la mayoría de casos acercarse a la costa encierra mucho más peligro que permanecer mar adentro.

Vamos a ver en qué consiste cada una de estas maniobras: 

Capear el temporal

Capear el temporal es completamente distinto en navegación a vela y a motor: 

A vela

Conviene reducir las velas expuestas para evitar los grandes balanceos por el viento, mientras dejamos desplegada el tormentín: Una vela pequeña y resistente colocada cerca de la cubierta y el mástil. De esta manera el centro vélico se sitúa en el centro de gravedad del barco. 

Otra opción para capear el temporal en navegación a vela es con la vela mayor de capa, gracias a su gran resistencia. 

Es imprescindible poner el barco en posición parada para reducir así el balanceo. El oleaje se corta por la proa, de esta manera evitamos los choques laterales, que son la zona más débil del barco. 

A motor

En navegación a motor es necesario ajustar la potencia para evitar los fuertes choques con las olas, reduciendo la velocidad también al máximo. 

La posición es la misma que en navegación a vela y debemos controlar el consumo. Si no contamos con otro medio de propulsión conviene tener un ancla flotante.   

Correr el temporal

Correr el temporal es una opción muy sabia cuando se dan las condiciones oportunas y podemos mantener la velocidad adecuada, para huir del temporal tenemos dos opciones:

De forma libre o usando estachas: 

Correr el temporal libre

Conseguimos una velocidad constante y sin interrupciones, lo que nos permite tener el máximo control de nuestro barco. Para correr el temporal situaremos la embarcación de manera que la popa se mantenga en contacto con las olas. Cuanto más baja sea la velocidad, menor será el control que tendremos del barco. 

Correr el temporal con estachas

Esta maniobra de navegación consiste en dejar caer por la popa cabos de 30 a 50 metros que cuentan con elementos pesados en las puntas. El objetivo de las estachas es que el barco siga su rumbo pero a una velocidad de navegación más baja. 

En sabemos que Menorca es una de las islas con más encanto del mundo. No por menos es la elegida por muchos turistas como destino de vacaciones. ¿Aún no la conoces? Pues vente con nosotros a hacer un recorrido por sus calas. 

Las calas de Menorca más maravillosas

Sus aguas no tienen nada que envidiar a las del Caribe y sus calas son simplemente paradisiacas. Estas son las más bonitas: 

Caló Blanc

Una hermosa calita de roca, en la que destaca su agua cristalina y su poca afluencia de personas. Shhhhhh, no le digas a nadie que te estamos hablando de ella. 

Se ubica junto al pueblo de Binibeca y, aunque es totalmente virgen, muy cerca podrás encontrar todos los servicios que necesites como aparcamiento, restaurantes, etc.

Cala Turqueta

Para los que prefieren las calas de arena, muy cerca de Caló Blanc se encuentra cala Turqueta, de aguas azul intenso donde el sol y el ambiente te transportarán.

Hay un chiringuito muy cerca en el que refrescarte, así como baños y un aparcamiento. Un poco más frecuentada que la anterior pero con un encanto también muy especial.

Cala Son Saura

Esta es una preciosa playa muy extensa de fácil acceso y perfecta para olvidarse del estrés de la vida diaria. 

Una curiosidad es que el camino que te lleva hasta ella es el mismo que lo hace hacia otras playas muy bonitas, pero en cada desvío hay un guardia que te dice cuán concurrida está y si hay o no disponibilidad en el aparcamiento.

Macarella y Macarelleta

Aun si no has estado en Menorca es posibles que conozcas estas calas porque son las que siempre salen en las postales y fotografías de la isla con varios barcos anclados. 

Pasear por sus pinares mientras nos asombramos del bello contraste del verde de sus hojas con el azul intenso del mar, es simplemente un abrazo para el alma que nos hará relajarnos hasta grados insospechados. 

Hay bares y otros servicios muy cerca en la zona, por lo que solo necesitarás tu toalla, tu sombrilla y muchas ganas de disfrutar de la naturaleza y relajarte. 

Mitjana y Mitjaneta

Si te gustó el contraste entre pinares y mar, aquí encontrarás otro impresionante: playas turquesas y montañas con acantilados de color caliza. 

¡Las fotos son obligatorias en estos parajes tan dispares y a la vez tan hermosos. 

Cala Pregonda

Y esta, junto a la cala Cap de Cavallería son dos lugares remotos y muy diferentes de los demás. Especialmente por su arena oscura que puedes aplicar en tu cuerpo y que dejará tu piel suave como el terciopelo. 

Cala Roja

Parece que Menorca es la isla de los contrastes porque Cala Roja, en donde se ofrecen los mejores atardeceres, es otro lugar diferente que no puedes obviar.

Si aún no conoces las maravillosas calas de Menorca, es el momento de que te hagas una escapada y disfrutes de ellas al máximo. 

Aunque el verano es la mejor época para la playa, en Menorca el buen tiempo apremia y puede disfrutarse casi en cualquier época y con menos gente que en la época estival. ¡Aprovecha!