Cada vez son más los afortunados que gozan de poseer o alquilar una embarcación, ya sea de lanchas, yates, llauts o veleros.

Los meses de verano son muy populares para navegar o surcar las aguas pero no son los únicos meses del año, todo el año es buen momento.

Pero, tanto si vas a navegar en verano o todo el año debes tener tu embarcación a punto. Tener un buen mantenimiento de nuestro barco ofrece una serie de ventajas que no puedes dejar pasar por alto:

Ofrece salud. Sí, nuestro barco puede enfermar si no lo cuidamos, sino llevamos un buen mantenimiento.

Además, si mantenemos sano nuestro barco, alargaremos la vida del mismo.

Ganaremos seguridad. Al igual que con los vehículos de tierra, un buen mantenimiento ofrece y aporta seguridad a la navegación. Por lo tanto no juegues con la peligrosidad y empieza por aquí, cuidando y manteniendo tu barco.

Realiza revisiones periódicas

Para conseguir el buen estado de nuestro barco debemos cumplir con esta ley no escrita.Sobre todo, si vas a navegar de nuevo después de un largo período, revisa y repasa con pulcritud.

Tanto para embarcaciones de vela como a motor esta ley se tiene que cumplir para garantizar esa seguridad de la que hablamos.

Además, deben ser revisiones continuas, periódicas, no debemos dejarlas solo para una temporada del año, naveguemos o no, al menos hemos de revisarla una vez por cada estación del año.

Revisa las velas, el motor, las baterías y todo el sistema eléctrico, además del mástil.

Debes de cambiar el aceite del motor cuando sea necesario, por ello revisa el estado del mismo periódicamente. Sé especialmente cuidadoso con el motor y limpia con esmero los filtros. Sin olvidarnos de revisar el circuito de combustible para evitar las pérdidas del mismo.

Anota tus trayectos y el funcionamiento de tu barco

Es muy conveniente anotar, llevar cuenta y registrar lo que observemos de nuestro barco siempre que lo revisemos y siempre que naveguemos. Si aparte de esto quieres anotar algo más de tu barco, adelante, de lo que se trata es de tener un diario, un cuaderno de bitácora para así, si tenemos futuros problemas o averías detectar fácilmente el origen y la causa de la misma, para aplicarle una rápida solución.

Como hemos dicho, anota todo lo que observes de tu barco, incluso aquello que de primeras no le des muchaimportancia. Pero, para ayudarte, vamos a darte algunas pistas:

Anota:La velocidad de la embarcación. Las condiciones atmosféricas y el estado del mar y el oleaje, ya que pueden afectar directamente sobre la salud de tu barco. La presión y el número de revoluciones del motor.

La distancia y rumbo navegados.

El mantenimiento del barco de primeras puede parecer una tarea tediosa pero conforme cojas práctica y sobre todo costumbre ahorrarás mucho tiempo futuro en averías más graves y garantizarás que la navegación sea más segura y cómoda para todos. Está en tus manos mantener en buen estado a tu barco.

¿Tienes un barco o estás pensando en comprar una pequeña embarcación?

Sea cual sea la opción elegida, hay unas normas básicas al embarcarte que debes cumplir. Estas son: 

Ten una papelera a mano en el baño.

Un barco no es una casa, por muchas comodidades que tenga y mucho que lo parezca. En el baño, es necesario que no tires nada, ni papel biodegradable ni cualquier otro objeto, tipo de papel o compresa. Además de ensuciar el mar, el wc instalado en los barcos no está preparado para ello y todo lo que puedes provocar es una avería que arruine tus vacaciones. 

Ahorra.

El agua y la luz, elementos básicos de la vida que damos por sentado en nuestro día a día, son limitados en los barcos. Hay que ahorrar todo el agua y energía que podamos. Para ello, solo hay que seguir unos sencillos pasos como apagar las luces al salir de una estancia, cerrar el grifo mientras enjabonamos los platos o nos cepillamos los dientes y darse una ducha solo al final del día para quitarse la sal.

No bebas agua del grifo.

Aunque es potable, los médicos y expertos aconsejan no consumirla. Compra agua embotellada y ten suficiente reserva para todo el viaje. 

Sé precavido.

La comida es un punto importante al emprender un viaje en barco, por corto que sea. Compra lo que necesites de una vez y mantén la despensa llena para que no te falte de nada. Te ahorrarás combustible pues no tendrás que volver al puerto por cosas que se te hayan olvidado. 

Ten en cuenta la nevera que tienes.

Por norma general, los barcos tienen neveras pequeñas en las que no caben muchos alimentos y que por tanto, hay que dejar algunos fuera. Lo mejor es organizarse bien, pensando en salir a comer o cenar fuera algunos días y hacer cenas ligeras. Puedes ingeniártelas para usar alimentos no perecederos para las cenas como por ejemplo latas de atún y aceitunas, botes de pimientos, champiñones o guisantes envasados, etc. 

No navegues de noche.

Es mejor que cuando entre la noche estés atracado en un puerto. Piensa que tanto el mar como el clima son impredecibles, por lo que siempre será mejor estar cerca de un pueblo que en alta mar si surgen problemas.

Fondea generosamente.

Hazlo de 3 a 4 veces al día, siempre calculando bien la distancia por si hay barcos cerca. Cuando lo hagas cerca del puerto o de la costa, ten en cuenta que pueden haber escollos que te dificulten el fondeo.  No dejes nunca el barco sin vigilancia, especialmente si no es tuyo.  Y recuerda mirar siempre la climatología antes de embarcar. Ante cualquier signo de peligro, lo mejor es quedarse en casa. Sin más. Siempre habrá tiempo de salir otro día. 

Recuerda tener en cuenta estos consejos antes y durante la navegación y todo irá sobre ruedas.

Si estás pensando en comprarte una pequeña embarcación, ya sabrás que antes necesitas un carnet para poder llevarla. Hay distintos tipos de carnets de barco que necesitas conocer para saber cuál es necesario en tu caso.

Qué carnets de barco existen

Hay distintas licencias que permiten llevar embarcaciones de recreo o profesionales. Veamos cuáles son y cuál es mejor en tu caso para llevar a cabo tu pasión de navegar.

Licencia de Navegación

Este título es el más básico y lo puedes obtener en tan solo seis horas. Normalmente lo realizan patrones que quieren navegar con una moto de agua o con una lancha pequeña que les sirva para pescar.

Con él se puede conducir un barco pequeño con motor sin límite de potencia, con una eslora máxima de seis metros. Eso sí, solo se puede navegar de día y alejarte un máximo de dos millas de la costa. Sirve para moto de agua y la edad mínima es de 16 años.

Carnet PNB

Este título es para patrones que quieren pescar de noche o iniciarse en la navegación a vela. Permite llevar un barco sin límite de potencia, con una eslora máxima de 8 metros y navegar tanto de día como de noche.

Se puede utilizar para moto de agua y alejarte hasta cinco millas de la costa. La edad mínima para tenerlo es de 16 años.

Carnet PER

Sus siglas, Patrón de Embarcación de Recreo, indican que es la base para optar por otras licencias. Ya hablamos de embarcaciones mayores, pues con este carnet se permite una eslora de 15 metros ampliable hasta 24 en Baleares para que puedas llegar hasta la costa catalana. Te podrás alejar unas doce millas de la costa y conseguir la habilitación para navegar a vela.

Y si así lo quieres, consiguiendo una habilitación tienes la oportunidad de trabajar como profesional con un curso de Formación Básica de Seguridad Marítima. Junto con el certificado SCTW puedes:Llevar suministros a una distancia máxima de 5 millas en embarcaciones de recreo o motos acuáticas. Realizar actividades de atraque, fondeo, remolque o desplazamiento de embarcaciones. Llevar a cabo pruebas de mar de embarcaciones y motos. Gobernar embarcaciones que se destinan al socorrismo en las playas.

Carnet de Patrón de Yate

Como dijimos, el PER es la base de los siguientes carnet y por tanto, tenerlo es un requisito para optar a este. La eslora máxima es de 24 metros y podrás navegar tanto de día como de noche sin alejarte más de 150 millas de la costa. La habilitación para navegar a vela es una opción gracias a esta licencia para que debes tener una edad mínima de 18 años.

También puedes trabajar como profesional y optar por el carnet de Capitán de yate, el último de esta lista que no tiene límite de eslora ni de distancia.

Y estos son los carnets de barco que existen y a los que puedes optar. Si necesitas más información sobre ellos, no dudes en contactarnos.

Si estás pensando en comprarte una pequeña embarcación, ya sabrás que antes necesitas un carnet para poder llevarla. Hay distintos tipos de carnets de barco que necesitas conocer para saber cuál es necesario en tu caso.

Qué carnets de barco existen

Hay distintas licencias que permiten llevar embarcaciones de recreo o profesionales. Veamos cuáles son y cuál es mejor en tu caso para llevar a cabo tu pasión de navegar.

Licencia de Navegación

Este título es el más básico y lo puedes obtener en tan solo seis horas. Normalmente lo realizan patrones que quieren navegar con una moto de agua o con una lancha pequeña que les sirva para pescar.

Con él se puede conducir un barco pequeño con motor sin límite de potencia, con una eslora máxima de seis metros. Eso sí, solo se puede navegar de día y alejarte un máximo de dos millas de la costa. Sirve para moto de agua y la edad mínima es de 16 años.

Carnet PNB

Este título es para patrones que quieren pescar de noche o iniciarse en la navegación a vela. Permite llevar un barco sin límite de potencia, con una eslora máxima de 8 metros y navegar tanto de día como de noche.

Se puede utilizar para moto de agua y alejarte hasta cinco millas de la costa. La edad mínima para tenerlo es de 16 años.

Carnet PER

Sus siglas, Patrón de Embarcación de Recreo, indican que es la base para optar por otras licencias. Ya hablamos de embarcaciones mayores, pues con este carnet se permite una eslora de 15 metros ampliable hasta 24 en Baleares para que puedas llegar hasta la costa catalana. Te podrás alejar unas doce millas de la costa y conseguir la habilitación para navegar a vela.

Y si así lo quieres, consiguiendo una habilitación tienes la oportunidad de trabajar como profesional con un curso de Formación Básica de Seguridad Marítima. Junto con el certificado SCTW puedes:Llevar suministros a una distancia máxima de 5 millas en embarcaciones de recreo o motos acuáticas. Realizar actividades de atraque, fondeo, remolque o desplazamiento de embarcaciones. Llevar a cabo pruebas de mar de embarcaciones y motos. Gobernar embarcaciones que se destinan al socorrismo en las playas.

Carnet de Patrón de Yate

Como dijimos, el PER es la base de los siguientes carnet y por tanto, tenerlo es un requisito para optar a este. La eslora máxima es de 24 metros y podrás navegar tanto de día como de noche sin alejarte más de 150 millas de la costa. La habilitación para navegar a vela es una opción gracias a esta licencia para que debes tener una edad mínima de 18 años.

También puedes trabajar como profesional y optar por el carnet de Capitán de yate, el último de esta lista que no tiene límite de eslora ni de distancia.

Y estos son los carnets de barco que existen y a los que puedes optar. Si necesitas más información sobre ellos, no dudes en contactarnos.